Honda recupera el trono de los tracción delanera en Nürburgring

¿Obsesión? ¿Pasión por la velocidad? ¿Marketing? Los récord de velocidad en el Ring empiezan a ser un tema un poco descabellado. Es como una enfermedad que no puede pararse y se extiende como la gripe. Todo lo que haga referencia al trazado alemán es noticia y muchos fabricantes se están dejando los cuartos en ser los más rápidos allí, mientras que otros pasan olímpicamente. Al menos eso dicen, como es el caso de Andreas Preuninger, director de desarrollo de los modelos GT de Porsche, quien ha comentado que ‘cualquier modelo con una puesta a punto a perfecta en Nürburgring, será pésimo en carretera y en cualquier otro sitio’. Declaraciones que no les ha impedido tener el modelo de producción más rápido en Nürburgring hasta la llegada del Lamborghini Huracán Performante.

Pero en esta ocasión el récord se centra en automóviles más pequeños, aunque no por ello precisamente lentos. Hablamos de los tracción delantera, de la particular guerra que tienen las marcas Renault, Volkswagen y Honda, con SEAT mirando desde lejos a ver que pasa. Aunque más que una guerra, podríamos decir que es una querella personal que los japoneses se toman muy a pecho. Cuando se comunicó el récord en el Ring de la generación anterior del Civic Type-R, se aseguró desde la marca que el récord era ‘suyo’ y que harían lo necesario para mantenerlo. Volkswagen les quitó la corona con el Golf GTi Clubsport, pero no Honda no se ha quedado mirando y nuevamente, se proclama ‘Campeón entre los tracción delantera’ con el nuevo Civic Type-R.

Al parecer, el tiempo, que es casi siete segundos más rápido que el anterior registro, fue marcado el pasado día 3 de abril con una unidad de desarrollo y durante la última fase de pruebas, con la pista seca y una temperatura casi perfecta para los neumáticos (unos muy racing, pero homologados para vías públicas). Es decir, misma situación o parecida, que la vista con el anterior Civic Type-R.

 

Honda Civic Type-R

 

Otra de las cosas que se parecen mucho a la vez anterior, que dio mucho de qué hablar, es que la unidad de pruebas equipaba una jaula antivuelco. Honda asegura que se trata de una unidad con especificaciones de producción y que para compensar el peso extra del entramado tubular, se quitaron el asiento trasero y el equipo multimedia. También aseguran que la jaula no contribuyó a mejorar la rigidez del conjunto en ningún caso (¿seguro?).

Con el anterior Civic Type-R hicieron lo mismo, lo que llevó a una buena tanda de especulaciones y críticas, cosas que parecen darles igual en Honda a tenor de lo visto con el nuevo Civic Type-R. al final será verdad es de ‘haremos lo que sea necesario por mantener el récord’.

El ingeniero jefe de chasis en el proyecto del Civic Type-R, Ryuichi Kajima, ha comentado:

‘La velocidad de paso por curva conseguida con este nuevo Type-R es más alta debido a las vías ensanchadas y los neumáticos, a una batalla más larga, nuevo eje multibrazo trasero y aerodinámica mejorada para ganar en estabilidad’.

Aparte de las declaraciones de Kijima, desde la marca aseguran que el secreto del nuevo registro es el ahorro de 16 kilos de peso, nuevos desarrollos del cambio más cortos, las mencionadas modificaciones aerodinámicas y el eje trasero multibrazo, así como una carrocería más rígida y un motor revisado y optimizado. Propulsor que por cierto es el mismo 2.0 VTEC Turbo pero con 10 CV extra, es decir, 320 CV, acompañados de 400 Nm.

¿Qué cuál ha sido el tiempo? Pues 7:43’80. Nada menos que cuatro segundos más rápido que el Volkswagen Golf GTi Clubsport. Puedes verlo en el vídeo que tienes justo debajo.

 

 

Fotos del nuevo Honda Civic Type-R en Nürburgring

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *