Infiniti Q60 Project Black S Concept. Ya nos gustaría verlo en producción…

La cantidad de modelos y versiones deportivas que estamos viendo en el Salón de Ginebra está siendo bastante elevada. Es posible que no sea ni mucho menos la primera vez que en dicho evento los deportivos toman protagonismo, de hecho, ya os decimos que no lo es, pero este año está siendo bastante interesante con modelos como el increíble Ferrari 812 Superfast, el Pagani Huayra Roadster e incluso el Alpine A110, aunque en menor medida. Sí, sólo hemos mencionado tres, se trata de poner ejemplos, pero por si te parecen pocos, Infiniti presenta en la cita suiza el Infiniti Q60 Project Black S Concept. Un Q60 que parece salido de una concentración tuning pero que de tuning tiene poco, estando más cerca de un Fórmula 1.

Se ha diseñado y desarrollado en el centro que la marca japonesa tiene en Londres y ha contado con la colaboración de Renault F1, no en balde, se trata de un automóvil creado para celebrar la colaboración entre ambas marcas y aprovecha muchas cosas de la experiencia de los franceses en F1, como todo el trabajo aerodinámico que luce la carrocería. Si, todo lo macarra e incluso recargado para algunos, es un estudio aerodinámico plenamente funcional que busca como cabe esperar, aumenta la eficacia del Q60. destacan las entradas de aire frontales y el difusor trasero con las dos ‘gordas’ salidas de escape en el centro.

 

Infiniti Q60 Project Black S

 

Delante del habitáculo también hay sorpresas, al estilo del deseado Infiniti Q50 Ear Rouge, pero siguiendo las modas actuales. Aque concept presentado en Ginebra 2014 y que montaba en V6 del GT-R con 568 CV, deja paso a un motor híbrido desarrollado con tecnología de Fórmula 1. Parte del conocido V6 3.0 Biturbo con 400 CV que se ve asistido por un motor eléctrico que hace las veces de KERS y que además, también funciona como ‘antilag’, cargando los turbo cuando es necesario. En conjunto, son 500 CV, que no está nada mal. No son los 568 CV del Eau Rouge, pero es más pequeño y mucho más tecnológico, sin faltar a Godzilla por supuesto.

Cómo ocurrió con el Q50 Eau Rouge, que faltó poco para verlo en producción, el Q60 Project Black S se quedará en un prototipo aunque sería muy posible ver el grupo propulsor en algún modelo de producción de la marca y además, con esos 500 CV. No es ni mucho menos una idea descabellada y si, muy en la línea de lo que se está estilando últimamente.

 

Fotos del Infiniti Q60 Project Black S Concept

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.