Parece que el BMW i8 no estará solo en el mercado

Si no es un SUV, es un modelo híbrido o eléctrico, o bien, un SUV. Hemos repetido dos veces SUV, no nos hemos confundido porque esta será la tónica en los próximos lanzamientos durante años venideros. Los SUV no paran de llegar, lo podéis ver vosotros mismos con el anuncio de SEAT sobre la llegada del SEAT Arona, el ‘B-SUV’ que estará por debajo del Ateca y recientemente, han confirmado otro por encima de éste y que, con toda seguridad, será un Skoda Skodiaq ‘by SEAT’. Volkswagen ha confirmado otro SUV para el segmento pequeño basado en el T-Roc Concept del cual, también tomará el nombre (y que servirá de base seguramente para el B-SUV de SEAT), mientras que al mismo tiempo, los híbridos y eléctricos se expanden en el mercado.

Hyundai ha lanzado un eléctrico y un híbrido, KIA ha lanzado el Niso, su primer híbrido. BMW se deja un dineral en el desarrollo de híbridos y eléctricos y tienen como estandarte la ‘submarca’ BMW i. Toyota sigue su camino ‘hibridando’ todos sus modelos, Nissan sigue trabajando sobre el Leaf y el desarrollo de los motores eléctricos y Audi promete tres modelos eléctricos puros para 2020, mientras que apuesta por sus versiones híbridas hasta entonces. Y esto es un pequeño ejemplo de lo que decíamos al comienzo; si no es un SUV, es un híbrido o un eléctrico, o bien, un SUV. Es el camino que están tomando casi todos los fabricantes que pueden llegar a combinar todos los conceptos en un solo modelo.

 

Mercedes deportivo híbrido

 

El tema de los SUV los vamos a dejar de lado, es una moda, una época marcada por gustos como ocurrió en otras ocasiones. Nos vamos a centrar en el segmento de los eléctricos, tanto en los híbridos como eléctricos, pues no son moda, representan el futuro que buscan los fabricantes, en pos de la reducción de emisiones y con el objetivo de superar las próximas normativas de emisiones y los procesos de homologación, que se espera, sean más complicados que nunca incluyendo testeos en circulación real por Europa.

Y vamos a quedarnos además, con una de las marcas más punteras en el tema como es BMW, quien está obligando a los rivales a ponerse manos a la obra con el desarrollo de modelos que puedan medirse de ‘tú a tú’ con los BMW i. Tal es el caso de Mercedes, quienes están trabajando en la Serie EQ, que ya se ha encontrado con el escollo de una ‘denuncia’ de los chinos Chery, quienes piden un cambio en esa denominación mientras que los alemanes desarrollan un deportivo para enfrentarse al BMW i8, un coche que a pesar de algunas críticas por falta de potencia (¿Son pocos 362 CV?) es un éxito y un modelo sumamente avanzado.

 

Audi híbrido deportivo

 

Es esa lucha es donde aparece que también entrará Audi, que tras poner en circulación el Audi Q8 y sus diferentes variantes, se lanzará a por un rival del mencionado BMW i8. Y no son rumores, son declaraciones del propio CEO de Audi, Rupert Stadler. Una acción que contrasta con el abandono del proyecto R8 e-tron hace unos años y que según se habla en la red, cederá algunas ideas para el rival del especialísimo modelo bávaro. Aunque debemos ser más concisos todavía; el CEO de Audi, en unas conversaciones con AutoExpress, dijo que la marca lanzará tres modelos eléctricos para 2020 y uno de ellos será un deportivo. Que sea un rival del I8 si podemos tomarlo como especulación.

Una idea, la de especulación, que podemos atribuir a que los franceses de DS Automobiles, la marca premium de PSA, vaya a lanzar un rival para el BMW i8. Ya se comentó la posibilidad de que DS Automobiles estuviera preparando una versión de producción del DS E-Tense Concept pues la firma registró la denominación ‘E-Tense’ y que ahora, sirve para nombrar sus versiones híbridas como la del DS 7 Crossback.

 

DS deportivo híbrido

 

Por ahora, DS Automobiles está centrada en una ofensiva SUV que complementará al DS 7 Crossback con otros dos modelos que no tardarán en llegar, pero se habla, que dentro de sus aspiraciones premium, DS está con el ojo puesto en un deportivo híbrido al estilo del modelo alemán. AutoExpress nuevamente es el medio que apunta hacia esta posibilidad tras el acuerdo de ‘joint venture’ con las empresas canadienses Exagon Motors, Investissement Quebec y la filial de IndusTech Hydro Quebec para desarrollar componentes de alto rendimiento para modelos eléctricos.

Una colaboración que ha recibido una inyección de capital de 11 millones de euros por parte del gobierno y que según la publicación británica antes mencionada, daría lugar a un deportivo híbrido enchufable con una potencia cercana a los 600 CV. Mucha tela para una firma como DS Automobiles aunque el director ejecutivo de la marca, Yves Bonnefont, comenta que ‘es una posibilidad, sí, pero es demasiado pronto para hablar de nada’.

¿Se avecina una guerra de deportivos híbridos, todos contra el BMW i8? Podría ser un buen detonante para una evolución digna y veloz, de los motores eléctricos. Pero por ahora, todo está por ver.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *