El Renault Captur se renueva y se deja ver en Ginebra

Puedes que nos guste o puede que nos resulte cansino y aburrido, pero el éxito de los SUV es un hecho y tanto la renovación, como la llegada de nuevos modelos, es casi un obligación. Principalmente si se tiene la intención de ‘pillar tajada’, porque el nivel de ventas cada día es más importante. Y si no que se lo digan a Renault que ha sido capaz de vender 215.670 ejemplares del SUV más pequeño de su gama, el Captur, y eso sólo en Europa. 19.683 de esos ejemplares el pasado 2016.

A la gente les gustan los SUV, o mejor dicho, los crossover. Esos vehículos que tienen un aspecto similar a un todoterreno, pero cuyo diseño y desarrollo se ha hecho pensando sólo y exclusivamente en el asfalto. Por una parte es entendible este ‘furor’ por dichos modelos, el todoterreno siempre ha tenido una imagen robusta que desprende mucha seguridad y por supuesto, otorga imagen y cierto estatus a su propietario. Además, los fabricantes están cuidando mucho el diseño de estos coches.

 

Renault Captur Renault Captur 2014

 

Nuestro protagonista, el Renault Captur, es un claro ejemplo. Resulta atractivo estéticamente, más todavía si nos rascamos un poco el bolsillo y hacemos uso de la lista de accesorios de personalización. Pero el éxito real de los llamados ‘B SUV’ es, ni más ni menos, que su precio y su aspecto, aunque contenido, de todoterreno. El Captur sin necesidad de irse más lejos, parte de la plataforma del Renault Clio, así como de su gama de propulsores pero sin llegar al extremo de los más potentes. Algo que sí hace el Nissan Juke, el rival a batir, que cuenta con una versión de 190 CV y la NISMO, de 218 CV. Sin olvidarnos del brutal Juke R claro. Aunque este ya sabéis, no fue un modelo de serie.

Y aprovechando que se menciona al Juke, hay que comentar que pierde el trono del modelo más vendido del segmento frente a su primo francés, que al menos en cuanto a imagen resulta más moderno aunque no por ello, más interesante. El Juke empieza a notar los años y el Captur resulta un coche hasta coqueto. Sobre todo ahora con el restyling que se presenta en Ginebra, con nuevos faros (Led en los más equipados), una nueva calandra y unos nuevos paragolpes.

 

Renault Captur 2017

 

Algunas novedades del restyling del Renault Captur proceden de las versiones no europeas, de las destinadas a la exportación como los faros LED diurnos o los pilotos, con lo que se consigue unificar todos los Captur y por supuesto, abaratar costes. Que no es algo malo, ojo. Se trata de ofrecer un modelo global y que todosw tengan acceso a las mismas opciones.

Por ahora no han dado más información. Habría que esperar para saber más a su presentación oficial que debe ser ‘ya mismo’, pero que nadie espere muchas cosas más allá de un mayor equipamiento, ciertas pinceladas en cuanto a acabados y diseño o más opciones de personalización.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.